Marketing

El fenómeno del Running

0 Flares Filament.io 0 Flares ×

Desde hace un tiempo estamos asistiendo al auge en la práctica del Running. Todos conocemos a amigos, compañeros de trabajo, familiares o vemos a muchísima gente practicando este deporte que está moviendo masas de personas…y de €.

Hasta no hace mucho tiempo 'salir a correr' era algo de muy pocas personas. Eso de echarse a la calle a hacer kilómetros unos cuantos días a la semana era una práctica que no tenía el seguimiento y la importancia que ha ido adquiriendo desde hace unos pocos años. Hasta hace poco eran corredores y quedaban para correr, ahora son "Runners" y quedan para "echar un Running".

Pero…¿por qué se ha producido ese auge del Running?

Un primer motivo es la incorporación de la mujer a la práctica de este deporte. Hace unos años no era tan sencillo ver a las mujeres por las calles corriendo y practicando el running. Como detalle en la San Silvestre vallecana de 38.000 participantes, 18.000 eran mujeres. Además de innumerables clubes de mujeres practicantes del Running.

En los tiempos de crisis económica, el running es un deporte que no requiere una alta inversión inicial para empezar su práctica. La mayor inversión puede ser la compra de unas zapatillas pero se pueden encontrar modelos para los que se inician en este deporte a precios asequibles. Con el tiempo si es recomendable gastarse un poquito mas y adquirir un modelo adecuado a nuestro peso y tipo de pisada ya que nos asegura mayor seguridad a la hora de evitar lesiones y correr de una forma más adecuada.

Otro aspecto que ha hecho del running el deporte ideal es la ausencia de horarios cerrados. Se puede correr a cualquier hora del día, no requiere un desplazamiento a ningún lugar concreto para practicarlo, salvo que se quede con los amiguetes, y no entiende de fines de semana o vacaciones. Se puede practicar siempre que se desee.

Los beneficios del running sobre los que lo practican son numerosos: proporciona buenas sensaciones, mejora el bienestar físico y psíquico, mejora nuestro cuerpo humano limpiando arterias y pulmones, fortaleciendo huesos, tonificando músculos y reforzando los cartílagos, despeja la mente, incrementa las defensas y la resistencia, mejora los sistemas nervioso, cardiovascular y pulmonar. Como vemos es un deporte completito.

Y también el 'efecto social'. No es lo mismo correr solo, con el aburrimiento que puede desembocar en el abandono de la práctica deportiva, que hacerlo con los amiguetes o en un club. Cuando una actividad individual la convertimos en colectiva, toma otro cariz y cambia radicalmente nuestra percepción hacia la misma.

Pero detrás de todo este auge, también hay muchas acciones de marketing que mueve muchos millones de €.

Aparte de la inversión inicial que hemos comentado anteriormente y que puede llegar a los 100-200€ por corredor, podemos incidir en que cada vez son más numerosas las carreras populares y el número de participantes de las mismas. Alrededor de ellas están los patrocinadores y también las cuotas de inscripción que pueden estar entre 10-20 € pero que pueden verse incrementadas debido a la necesidad financiación. Se habla de que así se podría financiar el atletismo en un futuro.

Las marcas se han dado cuenta de este auge y están tanto esponsorizando carreras populares como organizando las suyas propias. Los sectores dispuestos a invertir son muy diversos: bancos, seguros, alimentación… Las 'bolsas del corredor' cada vez llevan más productos y publicidad de diversas marcas. Es un negocio que mueve mucho dinero y eso precisamente es lo que una empresa quiere: beneficios.

Se puede decir, sin miedo a equivocarnos, que la industria del Running mueve en torno a 300 millones de € al año en España y que hay más de 4 millones de practicantes de este deporte. 

Empresas como Nike, Adidas y Asics dominan el 72% de la cuota de mercado y han crecido de forma increíble en estos últimos años. Como dato podemos decir que en 2013 se vendieron 2.2 millones de zapatillas, el doble que en 2009. 

Las empresas están en continua innovación y van desarrollando nuevos modelos de zapatillas sabedores de que la competencia es feroz. 

Pero no solo de zapatillas viven las marcas, alrededor de este fenómeno deportivo han ido surgiendo accesorios del 'Runner': calcetines compresores, cinturones, pulsómetros con GPS, gafas de sol, gorras, soportes para smartphones, auriculares, etc… que hacen que el negocio del running sea aún más goloso para las empresas de material deportivo. Según Asics, a modo de ejemplo, solo en el material textil supone el 40% de sus ventas. De forma general podemos afirmar que un 40% de las ventas de material deportivo está relacionado con el Running.

Otros sectores están aprovechando también el 'beneficio colateral' del Running. El sector tecnológico, por ejemplo, está vendiendo más apps relacionadas con este deporte que nunca. Aplicaciones como Runtastic, MiCoach, Runkeeper o Endomondo están instaladas en los smartphones de los Runners para medir, registrar y compartir en redes sociales los entrenamientos, retos superados, marcas, etc…

Y el fenómeno del Running está comenzando solamente. Según un directivo de Nike, estamos solamente en un 21% de la participación que habrá en este deporte en 2020. 

Tengo que reconocer que soy un 'Runner'. El año pasado, gracias a unos amigos, me inicié en este mundillo y lo cierto es que engancha. Además de lo bien que te sientes, tanto física como psicológicamente, tiene algo que hace que quieras volver a correr. Cuando corres tus primeras carreras, tienes ganas de que lleguen las siguientes. Comienzas a pensar en los tiempos, en cómo enfocarás la carrera, y ese cosquilleo que siempre da cuando estás en la línea de salida. Para mi es el deporte ideal: social y al alcance de todos donde los límites los pone cada uno. Y vosotros…¿qué opináis?.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

ENTRADAS RELACIONADAS:

Leave a Reply

SUSCRÍBETE A JUANMAGOMEZ.COM

MI INSTAGRAM

Facebook

MI PROYECTO PERSONAL

MI PROYECTO PERSONAL

NOVEDADES EN FOTO:

COMENTARIOS RECIENTES